Cómo elegir la mesa de centro

¿La mejor mesa de centro existe?

Cuando queremos comprarnos una mesa de centro para nosotros, lo que realmente queremos es poder comprar la mejor mesa de centro del mercado al mejor precio posible. Eso es casi igual en todos los tipos de muebles y productos que queremos comprar. No queremos pagar más por menos, ni que el producto que hemos elegido no cumpla con lo que esperábamos de él. Por ello antes de poder decidir qué mesa de centro es la mejor mesa para nosotros. Tenemos que tener claro que no existe la mesa de centro perfecta, ya que eso va a depender de nuestras necesidades y presupuesto, junto con el estilo de salón que tengamos. Por ello vamos a comentar lo que vamos a necesitar tener en cuenta para poder escoger de la mejor manera posible para no equivocarnos con la elección.

Mesa de centro wengue elevable es

Qué uso vamos a darle

Este es el primer punto y la verdad que el más importante que debemos tener en cuenta para poder escoger bien. Para ello debemos tener cuenta el uso real que vamos a darle a nuestra mesa de centro.

Vamos a comer en ella: Si vamos a comer o cenar en nuestra mesa de centro, es vital que nos centramos en buscar un modelo que sea elevable para poder usarlo de la manera más cómoda posible y podamos cenar en el sofá de una manera correcta con la mesa a una altura más que correcta para poder comer sin demasiados problemas como podría pasar con una mesa de centro que no fuera elevable y tuviera una altura más norma.. Sería bastante complicado. Otro tema sería si fuéramos a usarla muy de vez en cuando para esto, entonces, no sería tan importante que fuera un modelo elevable. Pero sí la vamos a usar más de una vez y el hecho de que sea una mesa elevable no va a suponer que tengamos que elegir otro modelo por temas estéticos, siempre vamos a recomendar este modelo por delante de otros, gracias a su gran versatilidad.

Mesa de centro cuadrada madera reciclada 2 es

Qué material es mejor

Esto suele una de las primera preguntas que nos solemos hacer. Actualmente existen un montón de materiales diferentes con los cuales se fabrican un montón de mesas de centro diferentes. El primer material en el cual pensamos siempre es en la madera para nuestra próxima mesa, pero el problema es que suelen ser modelos muy muy caros debido a que la madera maciza incrementa mucho el precio, por muchos , acaban decantándose por modelos de «madera» que están fabricados con conglomerados de diversas fuentes. Si el acabado exterior de estos modelos es de calidad, no tenemos que preocuparnos por que nuestra próxima mesa de centro no aguante el suficiente tiempo en perfectas condiciones.

Pero es obvio que cuando más invirtamos en un modelo de mesa de centro, mejor calidad final vamos a poder obtener. Pero existen muchos materiales muy interesantes como el cristal o el acero, que incluso pueden ser mezclados entre ellos y con la madera para poder crear unos modelos muy vistosos y con una alta calidad. Además los modelos de cristal suelen estar fabricados con vidrio de alta resistencia y no deberemos preocuparnos de que se rompan a la mínima.

Todo dependerá del estilo del salón al cual vamos a llevar nuestra nueva mesa y que tipo de material puede encajar de mejor manera. Pero para nosotros, el material más bonito y versátil siempre será el cristal, pero obviamente todo dependerá del estilo y las necesidades que tengamos al usar la mesa. Lo bueno de las mesas fabricadas con este material es que pueden durar más en el tiempo debido que son más fáciles de encajar en nuevos estilos de salón por si cambiamos de vivienda.

dudas elegir mesa de centro elevable

Qué precio pagar

Aquí va a depender de muchos factores, pero es obvio que cuando mejor presupuesto tengamos para poder invertir más opciones de mesas vamos a poder encontrar. Si que es cierto que a partir de un cierto importante podemos encontrar suficientes opciones para poder contentarnos, pero no siempre es así. Por ello, lo mejor es crear un presupuesto tipo para no pasarnos de ese importe, ya que podemos llegar gastarnos casi cualquier cifra en comprar nuestra nueva mesa de centro. Para nosotros y después de analizar tandas opciones de compra, creemos que dentro del precio medio de 200€-250€ podemos encontrar bastante opciones de diferentes calidades y usos para poder conseguir la mesa que necesitamos, y además, nos pueda durar bastante. Podemos encontrar mesas de cierta calidad y prestaciones a partir de 100€ pero no podemos garantizar que duren demasiado en el tiempo, ya que los materiales y los controles de calidad suelen bajar un poco en estas franjas de precio.

Conclusiones

Para poder elegir de la manera más correcta la compra de nuestra nueva mesa de centro, debemos seguir una serie de pasos para poder escoger correctamente nuestra nueva compañera de salón, vamos a intentar resumir de la maner más sencilla estos pasos:

Uso de nuestra mesa de centro

Vamos a determinar qué uso vamos a darle de manera más habitual para poder decidir el uso real de nuestra mesa de centro para poder descartar comprar mesas de centro más bonitas pero que realmente no cumplan con lo que necesitamos.

Precio máximo por nuestra mesa

Una vez ya tenemos claro cuál va a ser el uso de nuestra mesa de centro, entonces lo ideal es marcar un precio máximo para poder centrarnos en una franja de precio. Así podremos optimizar mejor cuales son nuestras opciones y escoger el mejor modelo dentro de nuestras necesidades y dentro de nuestro bolsillo para no excedernos más de lo necesario.

Materiales de nuestra mesa de centro

Un vez definidos los puntos anteriores, podremos decantarnos por un tipo de material u otro en función de nuestras necesidades y el precio que hayamos marcado. Cómo comentábamos antes, el material irá en función de nuestra preferencia estética y de nuestra preferencia en cuanto al uso que vayamos a darle. Por ello debemos escoger el que más se ajuste a nuestros gustos combinandolo con todo lo demás. A nosotros nos gusta mucho el cristal para nuestras mesas de centro porque es el material más fácil de combinar con un número muy amplio de salones debido que no tiene un color determinado y es fácil de encajar en otros ambientes si nos cambiamos de vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *